Pastel de carne.

Como ya ha comenzado el frío se agradecen las comidas calientes. Además, por la misma razón, no molesta encender el horno, es más, ¡se está muy a gusto en la cocina con el horno trabajando!

Nosotras somos muy “verduleras”, nos encantan las ensaladas, los salteados, los guisos de verduras, pero, al papá, le fascina todo lo que lleve carne.

A la mayoría de los niños también les gusta el sabor de la carne, pero muchos, en algún momento, pasan por la etapa de “hacer bola” en la boca, masticando por horas sin lograr tragarla… Yo también tuve esa época, solía decir que no me gustaba la carne, pero, “el pastel de carne” de mi abuela era una de mis comidas favoritas.

De vez en cuando me entra cierta “morriña”  y nos damos un mimo con un pastel de carne caliente y doradito:

Supongo que habrá diferentes recetas y en especial una “oficial”, pero, lo bueno de hacer comida casera, es hacerla al gusto de cada familia.A mi marido, por ejemplo, no le gustan las aceitunas y las uvas pasas, dos ingredientes protagonistas de esta comida, por lo que, si él también está en casa, esos dos alimentos no los incluyo y tan felices.

Otras veces no tenemos de “ésto” o “aquello”, y no pasa nada, seguramente tenemos de “aquel otro” que también le aporta su puntito y nos gusta a todos.

Os dejo la receta del pastel de la foto, que alcanza para 3 personas. Esta receta carece de 3 ingredientes típicos del pastel de carne, que por supuesto podéis agregar y lo hará más “auténtico” (huevo duro, aceitunas y pasas de uva) pero sabroso estaba ¡y mucho!, ¡no dejamos nada!, así es que si no tenéis a mano o a alguno no le gustan, siempre podéis hacer un “pastel modificado” al gusto de la familia.

Para la carne:

-Carne picada (más o menos 300gr)

-Cebolla (1 grande o 2 pequeñitas, a gusto de cada uno)

-Puerro (ésto sólo porque tenía, fresquito de la huerta de mi suegro, con medio basta)

-Ajo (1 diente)

-Zanahoria (1 grande o 2 pequeñas)

-Pimiento rojo (medio)

– Aceite para saltearlo todo

-Sal y pimienta a gusto

-1 pizca de perejil

-1 hoja de laurel

Para el puré:

-Patatas (unas 3 grandecitas, si son de huerta ecológicas ¡mejor!)

-Calabaza (ésto sólo porque nos gusta, además aporta vitaminas y minerales)

-Mantequilla

-Leche (una pizca)

-Queso parmesano rayado.

Elaboración:

Primero picamos todas las verduras, pochamos la cebolla, el ajo, el puerro y el pimiento, luego agregamos la zanahoria y la carne. Removemos un poco y dejamos dorar y soltar jugo.

Mientras tanto cocemos las papatas y la calabaza al vapor. Una vez listas las aplastamos con el “pisa-puré” (o un tenedor y mucha paciencia), agregamos mantequilla, una pizca de leche y sal a gusto.

Una vez lista la carne y el puré, lo colocamos todo en un recipiente apto para horno, primero la carne y por encima el puré.

Cubrimos con el queso parmesano, cantidad a gusto, sólo para darle ese toque especial de sabor y color dorado.

Y listo!, unos 15 minutos al horno, a compenetrarse todo y a gratinarse el queso.

Sale jugoso por dentro y doradito por fuera ¡y a los peques (y mayores) les encanta!.

Anuncios

2 comentarios to “Pastel de carne.”

  1. lactabial Says:

    ¡Gracias por la receta, nos ha quedado riquísimo!
    (ahora que, como cena, ha sido contundente, jijijiji)
    Besiño

    • solcreciendojuntos Says:

      ¡Me alegro de que os quedara rico!, muchas gracias por contarme,y ¡sí que es contundente! jeje, en casa de mi abuela solíamos comerlo los sábados al medio día, juntos toda la familia, ¡y no dejábamos nada!
      Un besote.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: