Erupción…

Estos días estuve un poco desconectada…

El domingo, mi princesita menor, amaneció con la carita brotada…

Primero parecía tener unos 4 granitos, similares a la picadura de mosquito, cosa factible considerando que aquí tenemos insectos de todo tipo, no hay “invasión” de mosquitos, como ha ocurrido en otros años, pero sí que hay algunos y sí que nos han picado ya unos cuantos…

Sin embargo, para mí, esos granitos no eran de picadura, sino que eran por una erupción.

En el transcurso de la mañana aparecieron más, principalmente en la nuca, el mentón, la mejilla…

No había tenido fiebre, de haber sido así, eso tenía toda la pinta de ser una varicela. Adiós verano, piscina y sol… Mínimo una semana contagiando, con ampollitas y demás, encerradas en casa, y luego otra semana con costras y sumo cuidado con el sol… Sólo nos quedaría la última semana del viaje, contando con que Sofía no se contagiara… Pero, tampoco sabíamos si podría ser eso…

Sin esperar más la llevamos a la guardia del Hospital de niños zona norte. Dimos nuestros datos en la recepción y nos sentamos a esperar en la sala de espera donde había delante nuestro unos 8 niños.

El sitio es como ya os imaginaréis los rosarinos, algo “simple”, pero me gustó el hecho de que la sala es amplia, muy abierta al exterior por lo que el aire circula y no tienes esa sensación de estar compartiendo virus irremediablemente con el resto de los niños.

La espera parecía no ir para largo, de hecho no lo fue, llamaban de dos en dos y, en menos de lo que esperábamos ya estábamos dentro, eso sí, sólo podía pasar un acompañante así es que entramos Maite y yo y Sofi y la abu nos esperaron fuera.

Dentro es un sitio muy amplio, en la misma sala hay dos camillas y dos pediatras y ni te enteras que estás compartiendo sala.

El pediatra que nos atendió era jovencito y majo,  se sentó a su lado, le miró una y cada una de las lesiones, hizo las típicas preguntas de rutina (presencia de fiebre, etc), con cariño y suavidad volvió a mirarle los granitos…

“¿A ti qué te parece?” le preguntó a la otra pediatra cuando ésta se desocupó de su pacientito. “¿Molusco?” añadió.

Ella (que ya nos había visto al entrar, de hecho fue la que nos llamó a la puerta y nos dijo después de ver por encima a Maite: “el Dr. las atiende”), sin acercarse mucho le respondió: “sí eso parece” y se fue a llamar a más pacientes.

Él parecía algo indeciso pero sin encontrar un diagnóstico mejor, y volvió a preguntar: “fiebre no tuvo, ¿verdad?”.

“No creo…(tampoco se la tomé, no tenemos termómetro aquí, pero es que tampoco nos hizo sospechar en ningún momento que pudiera tener fiebre) ¿Qué es?”, pregunté.

“Parece Molusco Contagioso”… Respondió.

“¿Le pica?”

“Sí”…

“Compra este jarabito, se lo das cada 8 horas y mañana que la vea su pediatra”.

Y así nos fuimos… No muy convencida pero al menos con una primera consulta.

Cada vez había más granos, por el cuello, la cara, las orejitas, pocos por la espalda y la panza e incluso en algún dedito. Algunos se habían llenado de líquido, tenían aspecto de vesícula (ampolla muy pequeñita); jolín, si no fuera por lo pequeñitas, por la falta de fiebre (aunque no era lo más desconcertante) y que no parecían evolucionar mucho ya en más de 24 horas, eso parecía más una varicela…

El lunes por la mañana llamé al Sanatorio de niños, enseguida nos dieron cita para pasado el medio día, eso sí, sin obra social, a pagar por privado…

El pediatra que nos atendió fue muy majo, apenas entramos (esta vez entramos las cuatro juntas) les habló sobre los libritos que llevaban, les preguntó si ya los leían, Sofía le contó del cole y enseguida Maite quiso hablar con él también.

Seguidamente hizo la pregunta de rigor: “qué las trae por aquí”, y, obviamente, al responder: “los granitos”, dijo: “me lo imaginaba” con una sonrisa.

Preguntó sobre sus enfermedades más frecuentes y:

“A ver, vamos a verte esos granitos”.

Los miró y remiró, preguntó sobre la fiebre, le contamos sobre la piscina y sus juegos en la hierba…

“Esto un ojo inexperto lo confundiría con varicela”… “Pero no, son todos iguales, del mismo tamaño, aspecto… Esto es un Prúrigo Agudo”.

“¿Sí?, ¿alergia?”, ayer en la guardia nos dijeron que parecía Molusco.

“¡No!, esos son como verrugas, esto es una erupción alergica, ¿quién te dijo eso?, un pediatra con años de experiencia, como yo, sí sabe diagnosticar…”

La verdad, a este diagnóstico lo veo más razonable, y, sin ser una enfermedad contagiosa, ¡podemos seguir disfrutando de las vacaciones!; eso sí, ¿qué será lo que le produjo la alergia?…

Nos ha dado un antihistamínico, espero que mejore prontito, me da una pena verla cubierta de granitos y vesículas… Ella parece estar bien, no para de jugar como de costumbre, pero obviamente le pica y no puede rascarse para no lastimarse y terminar con un impétigo, y la pobre lo sabe y hace el esfuerzo, cuando se acuerda claro, que apenas tiene 3 añitos, y, varias vesículas, ya han sufrido el rascado y tienen encima una costra…

En fin, siento el chapón, creo que necesitaba desahogarme, ya sabéis lo que preocupa que tu peque tenga algo… Al menos hemos conseguido un diagnóstico, ella está bien de ánimo y ya está con tratamiento, espero que se le quite prontito, y, de ser posible, que no se repita…

Anuncios

4 comentarios to “Erupción…”

  1. mayvil Says:

    ¡Ay, Sol! Espero que se le vaya curando pronto. Pero sí me alegro mucho de que no fuera varicela y todas podáis hacer “vida normal”.

    ¡Un beso muy fuerte a la princesa!

    • solcreciendojuntos Says:

      ¡Mayda!, gracias por el mensaje y los buenos deseos, el primer (y segundo…) día estábamos bastante “bajoneadas”, sin saber qué era y pensando en que no podría disfrutar ya del viaje (ni ella ni su hermana…).
      Hoy está mucho mejor, tiene los granitos y varias costritas, pero parece que ya no han salido más y que le pican mucho, ¡muchísimo menos!.
      Un beso grandote y gracias otra vez.
      Sol.

  2. JULIETA Says:

    AYYYYYYYYYY SOL ME DA PENA LO Q HAS CONTADO, POBRE MAITE, PENSE Q ERA VARICELA CUANDO EMPEZE A LEER, MI VIDA POBRECITA, ME IMAGINO LO Q DEBE EXTRAÑAR A SU PAPA ESTANDO ASI, VISTE Q LAS NENAS SON PAPERAS, ARU ES ASI CUANDO ESTA ENFERMA, CLAMA POR SU PAPI, BUENO SOL ESPERO Q SE MEJORE PRONTO, Y TENEME AL TANTO, ENCIMA NO PODEMOS HABLAR POR TELEFONO, GUAAAAAAAAAA, BESITOS A LAS 3 , Y UNO ESPECIAL A MAITE, LAS QUEREMOS MUCHISIMOOOOOOOOOOOOO

    • solcreciendojuntos Says:

      ¡¡Hola Juli!!
      ¡Nosotros también pensamos que era varicela!, las lesiones son muy parecidas aunque chiquitas y sin mostrar el típico “cielo estrellado”.
      Parece que va mejorando, ¡eso esperamos!, y por suerte ella está como si nada.
      Al papá no lo echa de menos, bueno, no más de lo común, es muy “pegotito” de su mamá, todo es conmigo, así es que mientras esté yo con ella está feliz, además, con el cariño de sus abuelos, tíos, primos segundos… está más que entretenida y arropada, esa al menos es la parte positiva, estamos en compañía : )
      Muchas gracias por escribirnos y mandarnos tus buenos deseos y cariño, el beso especial se lo doy encantada, ¡cualquier excusa es buena para darle un besote!.
      Muchos besos para vosotros.
      Sol.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: