Tonga

Como ya os he contado en algún post previo, estos días tenemos un “Tonga viajero” en casa y lo estamos disfrutando muchísimo. En una próxima entrada os pondré fotos y os contaré qué impresión nos ha dado, pero, mientras tanto, os dejo información sobre él.

El portabebé Tonga es una redecilla de algodón 100% tejida a máquina formando una pequeña “hamaca” que permite llevar al bebé de manera puntual, es decir, durante períodos cortos, pues es un portabebé asimétrico cuyo punto de apoyo se hace en un solo hombro.

Este portabebé tiene su origen en las investigaciones de la Antropóloga Arlette SCHLEGEL LIEBERT, que tras observar diversas poblaciones de distintos países adaptó su concepción a nuestro uso.

El bebé se puede colocar erguido sobre la cadera o erguido sobre el vientre, y, en bebés pequeñitos, también los podemos instalar en posición de cuna para amamantar. Con niños más grandes podemos llevarlos incluso en la espalda, otra vez, en momentos muy puntuales. El bebé debe disponer de una buena tonicidad muscular, tiene que tener, desde el punto de vista muscular, una estabilidad durable contra el portador procurándole un buen equilibrio y sostenibilidad de su base y de su espalda. Es un portabebé que reclama la actividad muscular del bebé más que ningún otro. Es un portabebe que no conviene a todo el mundo, como siempre, la elección del portabebé, debe hacerse teniendo en cuentas las necesidades particulares de cada bebé y cada portador. Es poco aconsejado para bebes pequeños (aunque según preferencias), dado que el tejido no es lo suficientemente ancho como para permitir su ajuste en lo más alto de la espalda necesitando, en las edades más tempranas de una mano para su sujeción.

Amerindios (Fuente: "Mi Saquito Mágico")

Tiene la ventaja de ser muy pequeño, tanto que puedes guardarlo en un bolsillo, y, para niños que ya caminan y piden suelo cada dos por tres, este detalle se vuelve realmente interesante.

Existe en diversos colores y en dos versiones:

No regulable

Por lo que es necesario adquirir la talla que nos corresponde y cuyo inconveniente principal es precisamente el no poder pasarlo de un portador a otro salvo que se comparta una constitución semejante.  Además pasar de un bebé a otro con gran diferencia de edad tampoco es fácil pues no se puede regular.

Existe en 4 tallas diferentes S, M, L y XL.  Para saber la talla a elegir debemos medirnos la distancia entre el hombro y la cresta de la cadera opuesta.

De momento, los no regulables no se venden en España.

(Atención si vas a adquirirlo de segunda mano, pregunta si es regulable o no, y asegurarse de que la talla se corresponde bien con la que necesitas.)

Regulable.

La regulación es posible gracias a una anilla reductora de plástico. Enrollando la maya alrededor de la misma podemos reducir el diámetro del Tonga® y adaptarlo a la mayor parte de las morfologías. La regulación se hace poco a poco y una vez colocado no podemos volver a reajustarlo. Tampoco es un ajuste de gran precisión como en una bandolera en la que deslizamos la tela a través de las dos anillas. Pero no deja de ser ingenioso y práctico.

Es un portabebé ideal para la piscina, zonas calurosas o para el sube y baja de un bebe más grandecito y que ya ha adquirido la capacidad de la marcha.  Un portabebé que por excelencia adora el verano, pero que es igual de práctico para cualquier estación del año.

Para aquellas personas que se inician en el mundo de los portabebés aconsejamos previamente el uso o “ensayo” de una bandolera, sobre todo en bebes que aún se duermen en brazos, pues es más práctica. Para niños que ya han adquirido la capacidad de la marcha o que no están acostumbrados a ser portados, es un portabebé de fácil uso y muy práctico.

El mayor inconveniente de este portabebe es como hemos dicho, la necesidad de sujeción cuando le bebe aún no ha adquirido cierta edad y el hábito de ser portado. Cuando el bebe está desnudo o en pañal la redecilla deja una marca en la piel por el propio peso, sin embargo, es una marca, no una rozadura.

Puede utilizarse en bebes y niños de hasta 15 kg., en este caso depende también de nuestra propia constitución.

Colocando el Tonga con niña de 3 años:

Texto adaptado por Marsupina basado en información cedida por Merce: “Mi saquito mágico

Más información en: http://misaquitomagico.es/portabebes-2/tonga/

Anuncios

3 comentarios to “Tonga”

  1. Sol y el Tonga viajero « mi saquito mágico Says:

    […] en otro post, hemos tenido en casa un “Tonga viajero”.Ya he publicado una entrada sobre “Tonga“, pero… ¿Por qué […]

  2. Portabebés y verano, por Sol « Red Canguro: Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés Says:

    […] menos capas. . Por ejemplo, con respecto a los portabebés, creo que van muy bien las bandoleras y tongas. Además de ser los portabebés más frescos (bandoleras y tongas) pueden utilizarse en la playa o […]


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: