Primavera en galletas. Con tips para crear las tuyas propias.

La primavera me inspira…

El lunes por la tarde hacía mucho viento para quedarnos en la plaza así es que después del cole vinimos a casa, merendamos y nos dispusimos a cocinar galletas.

Primero preparamos la masa, la dejamos reposar según la receta y recortamos las formas.

Como no tenemos corta pasta nos las ingeniamos con tapitas y juguetes de encastre con formas, ¡vienen genial para cortar galletas!, y, de todos modos, a las niñas les encanta crear las suyas propias, no les pude hacer fotos porque esas, a penas salieron del horno, fueron directas a nuestras barrigas, pero Maite, por ejemplo, entre sus muchas creaciones, hizo una que asemejaba a dos volcanes juntos, aunque ella más bien, al volver a verla a la salida del horno, exclamó con los ojazos abiertos: ¡son dos tetitas!.

Ains, estos niños de pecho… me la comería a besos, nos hizo reir a su hermanita y a mí un buen rato, es tan tierna.

Al día siguiente, mientras estaban en el cole me puse a decorarlas para sorprenderlas con una canasta llena de flores en cuanto las trajera de vuelta a casa. Por supuesto les encantaron ¡estaban contentísimas!, ¡las querían todas!, lo malo es que éstas estaban reservadas… teníamos “party” en la clase de inglés y éste era mi pequeño detalle para el resto de compañeros y el profesor, son todos encantadores. Eso sí, nuestro próximo proyecto, es decorarlas juntas, posiblemente con motivos de pascua, se que se lo pasarn en grande, ¡es casi como jugar con plastila! y hacer cosas juntas nos encanta a las tres.

Las galletas son muy sencillas, es mejor que sean de las duritas para que resistan bien el palo y la cobertura. Para éstas utilizamos la receta que colgué hace unos meses pero se puede usar cualquier masa que no sea demasiado tierna ni quebradiza. AQUÍ hay otra muy sencilla también.

El ponerle un palito les da un encanto especial, me parecen ideales para celebraciones o regalos, quedan muy atractivas, y más aún con la cobertura y envoltura tipo flor de regalo. Si quieres hacerlas así simplemente necesitas palitos de los que se utilizan para hacer brochetas y colocarlos en la masa antes de cocinarlas (Truco: mójalos antes de llevarlos al horno para evitar que se queme la madera)

La cobertura es de fondant, éste en particular no lo hice yo pero no es difícil de hacer, como aquí cuesta conseguir algunos de los ingredientes me traje un poco de Argentina (¡vale, eso es trampa! pero no podía desaprovechar la oportunidad) y ya aquí compré los colorantes y lo teñí a gusto. En la web, buscando “fondant” o “masa/pasta elástica”, se encuentran muchas recetas, incluso sitios (en Madrid…) donde venden los ingredientes más difíciles de conseguir y ¡hasta la pasta ya hecha!, eso sí, no sé cuánto valdrá…

Bueno, ¡que me enrollo!. Cubrir las galletas es muy sencillo ¡y divertido!, si tienes corta pasta simplemente vuelves a cortar la pasta elástica con el cortador y ya tienes la misma forma para adherir encina de la galleta, y, sino, siempre se puede cortar con un cuchillo y darle la forma a gusto.

Se le pueden agregar detalles con el mismo fondant, o con glasé con manga y distintos picos, y quedan preciosas. Éstas están hechas completamente de fondant, son muy sencillas, ideales para hacer con niños.

Para pegar el fondant a la galleta sólo necesitas sirope de alce, mermelada o, lo que uso siempre para todo: ¡dulce de leche!, nos encanta a las tres y es ideal para unir piezas más o menos grandes, en especial el dulce de leche de repostería.

Luego puedes presentarlas pinchándolas en un telgopor ¿poliestand?, o en términos más exactos “poliestireno expandido”  (que yo no tenía…) o ingeniártelas con lo que tengas en casa. Yo encontré una cesta de mimbre que usé como canastilla de nacimiento de mi primer niña (sí, para la segunda ya simplifiqué en todo) y, como tenía que llevarlas fuera de casa y probablemente no se las comerían ahí mismo, las envolví en papel celofán con un lacito de cinta blanca.

Espero que os haya servido mi pequeña explicación y que os animéis a hacerlas, de verdad que son sencillas y a los peques (y mayores) ¡les encantan!.

Anuncios

16 comentarios to “Primavera en galletas. Con tips para crear las tuyas propias.”

  1. mimamamemima11 Says:

    Qué maravilla Sol!!!!!
    Un beso,
    Rebe.

  2. Mayda Says:

    Buaaaahh!! Son la bomba!! Preciosas y seguro que están buenísimas. Chula la cámara ¿eh?
    Besos!

    • solcreciendojuntos Says:

      ¡Gracias Mayda!
      Sí que están buenas, ¡super dulces! y como somos 3 golosas ¡nos encantan!, las que dejé para nosotras ¡desaparecieron en segundos!, eso sí, son para comer poquitas, casi tipo chuche o bombóm, tienen mucha azúcar…
      Y la cámara sí que es chula, ¡es una santa!, esas fotos están hechas en un ambiente con muy poca luz…
      ¡Besotes!.

  3. luisina Says:

    Hola Sol! Qué hermosas que te quedaron!!!

  4. Pumpuritas Says:

    Pero que bonitas que son, como diria una amiga son preciosas preciosas y seguro que riquisimas. Me lo apunto para hacerlas! Gracias!

    • Sol Says:

      Perdona por no responder antes… El día que dejaste el mensaje tuve la rotura de un aneurisma… ¡Pero ya estoy aquí! y me ha encantado leer comentarios a nuestras galletas!.
      Cuando las pruebes me cuentas ¿vale?, y… ¡Que las disfrutéis mucho!.
      Gracias a ti.

  5. gelys Says:

    Felicidades estan espectaculares ojala las pudiera confeccionar algun dia

  6. Marta Says:

    ¡Hola! Vi tus galletas en un post de kireei y me encantaron. Esta tarde he hecho la base con mi hijo de tres años (Aún no me atrevo con el fondant…) He seguido la receta al pie de la letra. A mí me resultan ricas, pero quizá saben demasiado a harina… el caso es que tuve que añadirle harina a la masa porque si no no había modo de modelarla, estaba demasiado pegajosa. No sé qué hice mal. ¿Cómo puedo hacer para que salga la masa maleable sin tanto sabor a harina?
    Mil gracias y enhorabuena por esas galletas.

    • solcreciendojuntos Says:

      ¡Hola Marta!
      ¿Las dejasteis enfriar en la nevera?, porque si no se enfrían ¡son imposibles de manejar!, pero no sólo éstas, sino la mayoría de las masas para galletas. Lo ideal es dejarlas una hora y media ó 2 horas, por lo general mientras más materia grasa más frío necesita, como estas no llevan demasiada se puede acortar algo el tiempo, en especial si es un clima fresco, aunque lo ideal es mínimo 1/2 hora, preferentemente 2.
      Las proporciones a mí me funcionan bien, ¡el sabor nos gusta!, no sé cómo quedarán con más harina, ¡pero seguro serán diferentes!.
      Por si te sirve, la masa, al momento de llevarla a la nevera, tiene que ser suave, aún no es posible moldearla porque parece algo pringosa (no demasiado tampoco, pero no es firme como después), luego de sacarla del frío cambia mucho, ya no se pega en las manos (si están bien limpias y secas) y, al espolvorear la mesa y el rodillo/palote con harina, no se pega nada de nada 🙂 A nosotras nos resultan muy sencillas de modelar (siempre que las peques no las manoseen demasiado, si es así se calientan y se vuelven más “pringosillas”), ¡hay veces que hasta las han cortado con tijera! (sin filo, ¡la peque tiene una imaginación! hace formas como si fuera plastilina)
      Ains, no sé si te he ayudado mucho… Espero que podáis disfrutarlas como más os gusten.
      Gracias a ti por probarlas y escribirme, si te animas con el fondant, o a repetir las galletas, ¡me encantaría una foto! (me gustaría una galleta, pero eso es más difícil ;P )
      Un beso.

      • Marta Says:

        Hola, Sol. ¡Mil gracias por tu respuesta! Creo que la clave es que las dejé en la nevera sólo media hora, no hora y media como me dices… seguramente leí mal la receta, je je.
        Probaré a dejarlas más tiempo en frío y te diré. Estoy buscando el fondant por internet. Mi idea era hacer unas galletas por lo menos tan bonitas como las tuyas para llevar a la guardería el día del cumple de mi peque. No me gusta nada que venga casi cada semana con una bolsa de chuches, así que pensé que esto era algo mucho más sano y bonito para los nenes. Me gustó tu receta porque lleva azúcar moreno integral (que es el único que compro yo, y biológico), y yo además las hice con harina de espelta integral biológica. Bueno, no me enrollo. Te mostraré encantada las fotos, si es que consigo hacer algo bonito que sea digno de fotografiar…
        Muchas gracias de nuevo por todo. Un beso
        Marta

      • solcreciendojuntos Says:

        Hola Marta,

        ¡No me des las gracias!, aquí me tienes encantada de ayudarte en lo que pueda.
        Lo que comentas del tiempo… Éstas yo las he dejado media hora, 45 minutos, y ha funcionado (¡la ansiedad de las peques a veces no resiste las 2 horas de espera!), pero bueno, no es lo ideal, y además depende del clima también. Lo que me “preocupa” un poco más tal vez es el tipo de harina que utilizas, con espelta no las he hecho nunca… supongo que no tendría que variar mucho, sé que tiene sabor algo más fuerte, pero más que eso no sé, ni idea de cómo se comportaría en esta receta…
        Bueno, lo dicho, si te salen ricas con harina de espelta me lo cuentas ¿vale? seguro que nos anima a muchas madres más a probarlas también : )
        Gracias otra vez a ti.
        Un beso,

        Sol.

  7. Marta Says:

    Al final no me ha dado tiempo a hacer las galletas para el cumple del peque… qué pena, me hacía mucha ilusión. Pero las tengo pendientes, a ver si puedo comprar el dichoso fondant, no encontré los colores que quería… cachis…
    A lo mejor tienes razón y también es cosa de la harina de espelta. No sé. A ver si cojo vacaciones de una vez y puedo ponerme a hacer experimentos, je je.
    Besitos y feliz verano

    • solcreciendojuntos Says:

      Ains! ¡qué llegué tarde!… ¡¡Felicidades!! para tu peque y para ti, espero que hayáis pasado un día muy bonito y especial.
      Lo de los colores… ¡siempre falta el que más quieres!, bueno, no siempre, pero pasa… Aquí en España a veces cuesta conseguir todos los elementos, pero creo que cada vez hay más y más opciones, espero que encuentres los que necesitas : )
      Y sí, ¡vacaciones!, espero que puedas cogerlas pronto y disfrutarlas plenamente (¡y experimentar a gusto!).
      Un beso grande y feliz verano para vosotros también.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: