Vivencias: Conociendo La Cumbrecita, Argentina. En fotos.

Como os había contado en algún post anterior, este mes de Enero tuvimos la suerte de poder viajar a mi tierra natal, disfrutar del calor del verano y, en especial, de la familia, del cariño de los tíos, primos y abuelos.

El viaje merece toda una entrada aparte, y es que, en 28 horas ¡pueden pasar muchas cosas!, pero, en general, el viaje de ida fue muy bueno, sin mayores contratiempos y, lo mejor: lo hicimos los 4 juntos, cosa que me encanta ^_^

Me hubiera gustado ir escribiendo nuestros día a día, mientras estábamos allá, pero el tiempo para conectarme era mínimo, y lo agradezco, realmente disfrutamos muchísimo de estar juntos los 4, con mi madre, mis abuelos, mis primos… Todo el día en la piscina o conociendo algún lugar, ¡me quiero volver!

Eso sí, fotos hice miles, ¡¿cómo no?!, y por supuesto, traigo algunas para compartir aquí : )

Espero que os gusten, que con ellas podáis viajar un poquito con nosotros, disfrutando de los sitios y del Sol y el calor del verano.

Esta foto es de cuando llegamos, después de casi 30 horas de viaje, cuando al fin arribamos a la cabaña que mi madre había reservado en la provincia de Córdoba, una cabañita pequeña pero muy acogedora, con una amplia zona verde común (en total eran 3 cabañas), con piscina y parrillas, ideal para llenarnos de verano, con naturaleza y asados, ¡qué delicia!

Y ésta, obviamente, ¡haciendo un asado!

Esa noche, a pesar de estar todos agotados, cenamos sin parar de hablar, ¡teníamos tanto que contarnos!, las peques tenían tal entusiasmo que parecía que no hubieran pasado todas esas horas sin casi dormir, ¡qué alegría tenían!.

Al día siguiente, a penas brilló el Sol, ya estábamos listos para salir a desayunar al jardín, ¡cómo me gusta desayunar al aire libre!, es una de las cosas que más echo en falta en invierno, viviendo en un piso… (departamento…) Por lo que, la escena de esta foto, pero con todos sentados al rededor, se repitió cada mañana que pasamos en la cabaña^_^

Esta foto que sigue… Sí, ya sé, no es ni artística ni nada… pero… ¡adoro esas galletitas! (Y si, también lo sé, tampoco son muy sanas… ¡pero son de ricas! )

Una vez terminado el desayuno ya estábamos listos para salir de excursión, con unos ricos sandwiches hechos en casa, una neverita y muchas frutas, estábamos listos para conocer… ¡La cumbrecita!

Pero antes, por el camino, hicimos una parada casi obligada, no siempre se ven estructuras de semejante envergadura…

Y, después de un camino sinuoso, y casi escondido, al fin, ¡llegamos!

La Cumbrecita es un lugar de reposo y recreación con distintas actividades para poder disfrutar en familia.
Habiendo empezado su desarrollo hace 68 años en la absoluta soledad de montañas, quebradas escarpadas, ríos, arroyos cristalinos, en una zona tan desconocida como privilegiada por sus condiciones naturales.
La Cumbrecita es un pueblo peatonal y fue declarado Reserva Provincial y Comunal, un proyecto que tiene como objetivo principal la preservación, el cuidado y el mejoramiento de su medio ambiente.

Es un pueblo que, para mí, parece de cuento, con casas de tronco y balcones florecidos.

Entre sus atractivos destacan los pinares que la rodean, especialmente en invierno cuando las nevadas pintan de blanco sus ramas; también las cascadas y vertientes que brotan de las montañas, y los puentes que cruzan el río .

Entre las reliquias del pueblo hay una fuente de madera de lapacho instalada en 1942, la cual posee una campanilla que los lugareños hacían sonar en casos de incendio u otras alarmas, y en la que actualmente la gente suele arrojar monedas para pedir deseos.

Pero mejor no me enrollo más y os dejo las fotos, ya lodicen: “una imagen vale más que mil palabras”

Y esta última, que, ejem… nos estamos comiendo un helado (¿o era OTRO helado?… ¡adoramos los helados de dulce de leche! (vale, tal vez esa soy yo ;P ¡adoro el dulce de leche!) )

Espero que os hayan gustado, saque muchas más, pero aunque sacara cientos nada es como estar ahí, el clima cambiaba de un momento a otro, tanto podía salir el Sol como largarse a llover, abajo hacía muchísimo calor, y, sin embargo, allí, cuando se nublaba, ¡hacía mucho frío!, tanto que agradecí haber dejado mi chaqueta de invierno, esa con la que salí de España, en el coche, y haberla bajado “por si acaso”, mientras tomaba el helado, de no haberla tenido, ¡me hubiera congelado! (vale, lo admito, soy un poco friolera (friolenta) )

En cuanto tenga un ratito y pueda, os cuento más y os pongo más fotos, sé que no es lo mismo, pero al menos así, viajáis un poquito desde vuestra casa : )

¡Un beso grande!

Anuncios

12 comentarios to “Vivencias: Conociendo La Cumbrecita, Argentina. En fotos.”

  1. patricia Says:

    Sol, que bellas fotos y que rico viaje. Nada como disfrutar así en familia. Tus hijas habrán quedado encantadas.

    Besos!

    • solcreciendojuntos Says:

      Gracias Paty, si que se quedaron encantadas, es como tú dices: “nada como disfrutar en familia”, y es que ellas adoran a sus abuelos, a mi prima… y ellos a ellas 🙂
      Un besote.

  2. Luisina Says:

    la cara de tu marido en la primera es GENIAL!!! qué felicidad transmite!

    es hermoso La Cumbrecita, nosotras partimos para Córdoba en unos días y tal vez vayamos hasta allí 🙂

    Hermosas fotos y textos Sol!
    beso

    • solcreciendojuntos Says:

      Hola Lu!

      ¿A que es genial la cara de felicidad que tiene? ¡es que no era para menos!, después de un día entero (y varias horas más….) de viaje, al fin llegar a destino es un regalo enorme, y ¡más allí!, una casita, en verano, rodeados de naturaleza, ¡qué gustazo!, ya la echo de menos…

      Espero a tu vuelta para disfrutar de tus preciosas fotos. ¡Espero que se lo pasen genial!.

      Un besote.

  3. Josean G. Says:

    Me gustan la fotos!, pero lo que mas me gusta es lo de los subtitulos en argentino! jejejeje

  4. Mayda (4 en la Carretera) Says:

    Qué reportaje tan bonito, Sol. Me encanta poder conocer Argentina con la luz de tus fotografías…

  5. Rakel de RC Says:

    ainsss niña si que he viajado un poquitin…. se huele, se toca…. se os ve tan felices…. 🙂
    gracias por compartir, estas fotos tan preciosas!!!
    un besote, Rakel deRC

  6. Merce Says:

    Qué bonito Sol!! Cómo siempre un rayo de luminosidad increible tus fotos!! Me pareció estar delante de la tienda de empanadas!! mmmm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: