Vivencias: El re-encuentro

Este sábado fue día especial, un día de esos que no quieres que se acabe nunca, o que se repita cada día, ¡que dure por siempre!.

Este sábado unos buenos amigos que se han vuelto a vivir a Alemania, volvieron a España. ¡Qué alegría volver a verlos!, abrazarlos, disfrutar de su compañía, sus charlas, sus risas, simplemente su presencia. Puede parecer tonto, o absurdo, o que quiero hacer la pelota, pero es la simple realidad, ellos y sus niños tienen una luz especial, se hacen querer con tan sólo conocerlos. (Y echarlos mucho de menos cuando no están…)

Este sábado no sólo nos dieron la gran noticia de que estarían por aquí, sino que organizaron un cena para poder reunirnos, ellos y otra familia maravillosa, tan bella como su casa, la que nos acogió y la que me tiene enamorada desde hace ya varios años, tan funcional, con tanta vida, tan natural y divertida como ellos y sus niños, ¡cómo los echaba de menos! ¿por qué nos vemos tan poco?… Qué pena que la vorágine diaria y las “obligaciones de adulto”, nos mantengan tan ocupados que se nos pasen los días sin vivir experiencias como la de este sábado, las experiencias que realmente merecen la pena, las que te nutren el alma y te dibujan una sonrisa.

Como siempre saqué fotos, aunque sólo hasta que cayó el Sol, y, en especial, hasta que nos sentamos a cenar, y charlar, y reir, y compartir todo eso que llevábamos 2 años sin poder compartir… ¡Qué corta se hace una tarde!, qué rápido pasa el tiempo cuando se está tan a gusto.

Como hay niños (y somos todos muy tímidos ;P), las fotos tan sólo dejan intuir una pizquita de la reunión, pero aunque no sean muchas, o no enseñen demasiado, aquí las guardo y las comparto esperando que podáis sentir un poquito de esa sensación tan grata de re-encontrarte con un buen amigo, de disfrutar de un asado, de ver felices a tus niños, de sentarte y que se pase el tiempo sin pensar en nada más. Si tenéis la posibilidad de hacerlo, como suele decirse: “no lo dejes para mañana! 🙂

Podría haber hecho miles, miles de fotos más, porque hubiera deseado guardarme cada momento, cada detalle…

Pero creo que éstas ya son suficientes ¿verdad?, el resto os lo podéis imaginar, 9 niños jugando felices en una casa ideal, que parece sacada de un cuento infantil, y 7 adultos cenando juntos, comida exquisita y conversación relajada, compartiendo experiencias, hazañas, risas y recuerdos.

Ojalá estos momentos duraran por siempre 🙂

¡Gracias a todos por una tarde/noche maravillosa!

(Maren, te voy a echar mucho de menos…)

Anuncios
Publicado en General. 4 Comments »

4 comentarios to “Vivencias: El re-encuentro”

  1. Juliet Says:

    Guapisima!
    las fotos son preciosas!
    me encantan!
    Es cierto, hay amigos que son impresionantes y que se echan mucho en falta!:)
    espero que disfruteis de estos momentos, que se nota que sí! jejeje

    Por cierto soy nueva en el grupo La Vuelta al Mundo y he encontrado tu blog por alli!
    espero que no te importe!!
    Encantada de conocerte!:)
    UN BESO GRANDEE!

    • solcreciendojuntos Says:

      Hola Juliet,

      ¡Me encanta que me hayas encontrado!, bienvenida a mi pequeño rinconcito 🙂
      Sí que se echan en falta los buenos amigos ¿verdad?, tener de amigos a gente buena, tan linda por dentro y por fuera, es un regalo enorme, ¡quisieras tenerlos siempre cerca!.

      ¿Has llegado a la Vuelta al Mundo?, es un grupo especial ¿verdad?, y siempre con temas que te inspiran, ¡qué pena no tener más tiempo libre! este mes está muy divertida, yo me quedaré con ganas de disfrutarla más, espero que tú puedas disfrutarla al máximo.

      ¡Y no me enrollo más!, encantada de conocerte también.

      Un beso grande,
      Sol.

  2. Maren Says:

    Querida Sol! Mil gracias por dejar huella en tu blog de la tarde que pasamos; para mí ha sido un momento muy, muy especial que no olvidaré nunca. La sensación de estar exactamente dónde había deseado estar durante mucho tiempo…no sé cómo explicarlo…la sensación de estar en casa, de estar dónde quieres estar, con la gente con la que quieres estar….no había sentido eso en mucho, mucho tiempo. GRACIAS. Yo también te echaré mucho de menos. Pero se me ha cumplido un sueño al poder veros; siempre estaré agradecida por ello.
    Tenéis que quedar Sandra y tú más a menudo (por cierto, ella tiene los regalitos! ;-)) y siempre estaré presente de alguna forma.
    Un beso muy, muy fuerte.
    Maren

    • solcreciendojuntos Says:

      ¡Maren! me has emocionado… Me encanta que te hayas sentido así, es que tú tienes un sitio aquí, ¡siempre!.
      ¿Cómo no iba a dejar huella en mi blog? si momentos como los de estar juntas te dejan huella en el alma (por más cursi que suene), ¡tenía tantas ganas de volver a veros!, con lo tímida que soy y, desde el momento en que os conocí, me sentí tan a gusto… desprendéis una luz especial, haber podido compartir esa tarde ha sido un regalo precioso, ¡mil gracias otra vez!
      Espero que volvamos a vernos prontito, mientras tanto sabes que, aunque no nos escribamos seguido, te tengo siempre presente y me alegra saber de ti.
      Un beso y un abrazo ¡enoooormeess!.

      Sol.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: