Portabebés: ¿Cómo coser una bandolera de anillas?

La bandolera de anillas (sling ring) es un portabebés muy versátil, ocupa poco por lo que se puede llevar en un bolso y es rápido de poner y quitar.

Resulta especialmente interesante para bebés pequeños que pesan poco y es muy cómoda para dar de mamar permitiendo pasar de la posición erguida a tumbada con un simple movimiento sin necesidad de quitarla; pero su utilidad no termina cuando el bebé crece, incluso con bebés mayorcitos resulta extremadamente práctica, en especial cuando empiezan a andar y piden suelo y brazos constantemente.

Para mí las bandoleras son portabebés “base”, de esos que deberían existir en cada fondo de armario de una familia con bebés o niños pequeños. Y es que no sólo son practiquísimas, sino que también ¡puedes hacerla tú misma!

Sólo necesitas una buena tela de unos 2 metros de largo y unos 65-70 cm de ancho, un par de anillas testadas parar soportar el peso del bebé y un poco de tiempo para coser, si tienes máquina ¡mejor! pero, para según qué tipos de plegado, la máquina de coser no es imprescindible (siempre y cuando hagas costuras de seguridad)

Claro que entonces surgen principalmente 2 dudas: ¿qué tipo de tela? y ¿qué tipo de anillas?… y, es que en el tema telas ¡hay un mundo para elegir!, las anillas entonces dependerán de ésta, de su composición y grosor, así, las telas más gruesas y tupidas necesitarán anillas más grandes mientras que telas más finas y “resbaladizas” funcionarán mejor con las anillas de diámetro mediano.

Pinchando sobre TELAS  y sobre ANILLAS para bandoleras, puedes leer sobre ellas un poco más en profundidad.

Una vez que escogimos la tela y las anillas más apropiadas para ella, estamos listos para coser nuestra propia bandolera.

Lo primero que tendremos que decidir es de qué largo la queremos, y, sobre esto, también tenemos mucho para elegir, puedes leer un poco más sobre el largo de la bandolera pinchando en: “Bandoleras de cola larga o cola corta”

Una vez decidida la longitud ya sólo nos queda cortarla. Por lo general las telas se venden por metro y son de 1,40 a 1,65 m de ancho, por lo que, con 2 metros de tela nos alcanzará para hacer 2 bandoleras de cola “normal” y unos 70 cm de ancho.

Lo ideal es tener una mesa larga, para poder extender la tela cómodamente, medirla y cortarla, pero, si te pasa como a mí, que tienes una mesa pequeñita, siempre puedes extenderla sobre el suelo (no te olvides de limpiarlo antes! con niños puedes encontrarte una sorpresa en cualquier momento (¿o sólo me pasa a mí?!) )

Una vez que tenemos nuestro trozo de tela de la longitud elegida ya sólo nos queda ¡comenzar a coser!

Lo primero que haremos será coser los dobladillos, yo los hago de unos milímetros menos de 1 cm (unos 0,70-0,80 cm) pero eso va en gustos, y lo hago  sujetándolo con alfileres:

Y luego simplemente lo coso con la máquina de coser (esto puedes hacerlo a mano facilmente, te llevará tiempo, pero como ves, ¡sin máquina también lo puedes hacer!)

Una vez cosidos todos los dobladillos toca la parte más “personal” de la bandolera, hacer el plegado que llevará en el hombro.

Sobre plegados también hay todo un mundo para elegir, y, en general, el que mejor se ajuste a ti, dependerá de tu tipo de hombro (más “puntiagudo” o más redondeado) y de tus preferencias, y, por supuesto, del tipo de tela que hayas elegido para tu bandolera.

El más común es el plegado que yo llamo “simple”, el que en realidad no lleva un plegado específico, sino que sólo se pliega la tela para pasarla por las anillas pero luego se cose sin una “forma” en particular, sino simplemente se unen los dos trozos de la tela para sujetar la anilla.

Este tipo de plegado en los foros de porteo suele conocerse como “sakura” en referencia a la marca de unas bandoleras cosidas de este modo aunque no son las únicas que se cosen así, y, es este tipo de plegado el que podrás hacer más facilmente, sin calcular mucho y sin máquina de coser (¡si tienes máquina mejor!), ya que el grosor a coser es solamente el de 2 telas. Para el resto de plegados (¡que hay muchos!), ya se necesitan tomar algunas medidas y, por el grosor a coser, a mano resulta más engorroso (sino imposible…) e incluso para según qué telas no cualquier máquina de coser bastará, en esos casos necesitarás una máquina de coser que pueda soportar costuras que “abulten” mucho (como las costuras de los dobladillos de vaqueros).

A mi en particular este plegado (o la falta de plegado) no me resulta cómodo, se me “desboca” hacia arriba y abajo y se me termina clavando en el cuello y limitando el movimiento del brazo; sin embargo a otras personas sí les va bien, llegando a ser su preferido. Otra vez, como en casi todo en el mundo de los portabebés, cada persona tendrá sus preferencias, lo ideal sería que pudieras probar varios antes de coser tu bandolera.

En una próxima entrada intentaré resumir algunos de los plegados más conocidos, de momento os dejo el enlace a una entrada de Familia Libre donde nos enseña dibujos con algunos de estos plegados (puedes probarlos medianamente en casa haciéndolos en tu tela y apoyándolo sobre tu hombro, antes de coser)

Una vez elegido el tipo de plegado ya sólo nos queda hacerlo, pasar la tela por las anillas y coserlo. En este caso escogí el plegado “marsupina” (nombre que le dio una compañera del foro, (¡que es un encanto!)  cuando comenzó a coser bandoleras con el plegado que yo les hago a las mías ^_^) para mi tipo de hombro al menos, es el que me resulta más cómodo, aleja los extremos del cuello, no cae sobre el brazo, soporta el peso hacia la parte más prominente del hombro y despliega por la espalda derivando gran parte del peso allí, y de ahí a las caderas.

Según el tipo de plegado que elijas será más o menos importante la distancia de la costura hasta la anilla. Por ejemplo, con el plegado simple, no es “tan” importante, la distancia a la costura estará en relación con el grosor de la tela y la posibilidad que te de para poder coser sin que se hagan “saltos” o “grumos”, es decir, lo ideal es hacer la costura lo más próximo a las anillas, pero con la distancia suficiente como para poder coserlo “extendido”, como si no hubiera plegado. Klara, de Twins Outside, nos cuenta con un montón de fotos, cómo coser este tipo de plegado.

Por el contrario, con el plegado que me gusta, mientras más próximo a las anillas ¡mejor!, de manera que puedas poner las anillas altas (a la altura de la clavícula más o menos. AQUÍ puedes ver cómo colocar la bandolera) y dejar que la tela despliegue bien por la espalda. Para eso lo doblo de manera que, al pasar la máquina, (cosiendo en perpendicular a los bordes) la aguja quede casi al lado de la parte más “saliente” de las anillas, creo que en la foto se ve mejor (calcula unos centímetros extra para las subsiguientes costuras):

Lo más importante de este paso es hacer al menos 3 pasadas (3 costuras) y, si es posible, que alguna de ellas sea “más fuerte”. En mi caso siempre hago mínimo 3, dos normales y una con dibujo, (¡o los dibujos y detalles que se me ocurran para decorarla!), y, al final, le coso una etiqueta con la que termino de “recontra-asegurarla” ;P

Si vas a coserle una etiqueta (con el nombre de tu bebé bordado en ella, por ejemplo), también puedes ponerle un pequeño ganchito para colgar un bolso pequeñito, un juguete o unas llaves; el ganchito suele resultar muy práctico aunque tiene la “contra” de que suele llamar la atención del bebé y, muchos, ¡harán lo imposible por llevárselo a la boca!. Otra vez, elegir ponerle ganchito o no, es cuestión de gustos.

¡Y ya está!, ya tienes una practiquísima bandolera de anillas, y, lo mejor, a tu gusto, ¡hecha por ti! 🙂

Espero que te haya resultado útil y, muy pronto, me cuentes lo felices que estáis con vuestro nuevo portabebés : )

Anuncios

9 comentarios to “Portabebés: ¿Cómo coser una bandolera de anillas?”

  1. raguquita Says:

    Sol, enhorabuena, más claro y mejor explicado imposible! Un abrazo!

  2. Valeria Calderón Says:

    Excelente tutorial! Impecable explicación! Ojalá muchos se animen a coser sus bandoleras para que todo el planeta lleve en brazos a sus bebés!
    Valeria Calderón

  3. fátima Says:

    hola Sol,

    muy interesante el blog; me ha encantado lo del portabebé y el tutorial. genial!

    Sabes dónde se pueden conseguir anillas?

    muchas gracias

    • solcreciendojuntos Says:

      Hola Fátima,
      Te he enviado un mail pero no sé si te llegó. Muchas casas comerciales de España venden por internet, incluso alguna de las mamás que cosen puede venderte alguna. También puedes comprarlas directamente a EEUU, el envío tal vez es un poquito más caro, pero las anillas más baratas, tendrías que comparar un poco. Puedes leer más sobre anillas en https://marsupina.wordpress.com/2010/03/14/anillas-para-bandoleras/ , si no recuerdo mal, entre los comentarios, alguna mamá preguntaba lo mismo : )
      Un beso y gracias a ti por escribir.

  4. Coser una bandolera con plegado PMC inverso (antes marsupina inverso) « Mis canguritos Says:

    […] saber más sobre cómo coser una bandolera haciendo dobladillo previamente y también sobre los tejidos y anillas más aptos para bandoleras visitad el blog de […]

  5. WILLMANET Says:

    GRACIAS A TODAS USTEDES POR LA APORTACION A MI VIDA…YA PUDE HACER LA PRIMERA BANDOLERA…YA VOY POR LA SEGUNDA Y AMBAS ME QUEDARON DE SHOW…GRACIAS GRACIAS

  6. Portabebés: ¿Cómo coser una bandolera de anillas? « Red Canguro: Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés Says:

    […] escrito por Sol originalmente para el blog Marsupina, mamá cangura, y reproducido en Red Canguro con permiso de su autora.  ¡Muchas […]


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: