Una semana sin pausa.

Estos días han sido muy intensos, a veces estresantes, pero extremadamente bonitos al final.

El viernes fue el cumple de la cangurita menor, ¡5 años ya!, si es mi bebé… ¡Qué rápido crecen!…

Desde el lunes comencé a repartir invitaciones, ¡ella estaba tan ilusionada con su fiestita!, me dediqué a concretar últimos detalles, aquí y allí, y a hacer, rellenar y decorar la tarta. Muchos de los padres de sus amiguitos prefirieron hacer una “vaquita” (¿cómo se dice eso en España?… ) y darnos el dinero para que la peque se comprara lo que quisiera, por lo que, el jueves, a última hora, cogimos el coche hasta su juguetería favorita.

¿Quién iba a decirme que no sólo ella recibiría un regalo ¡sino que yo también!?

Mientras mirábamos juguetes, libros, utensillos para manualidades… el papá me dice: “Mira quién está allí?

-“¿Quién?, ¿dónde?”

A lo que no me respondió y simplemente me “arrastró” hasta un espacio con sillas formando un círculo repleto de embarazadas y sus parejas…

¡Madre mía! ¿qué tengo que ver? ¡¿a quién?!

¡No veía nada!…

No sabía si podía ser una amiga de hace tiempo, una mamá de algún foro, una mamá a quien le cosí una bandolera, o una a quién se la presté… ¡¿Quién podía ser?!

Todos me miraban y yo cada vez me ponía más roja…

Hasta que de pronto… ¡Luis!, ¡mi querida matrona!

¡Cuánto hacía que no nos veíamos! y cuánto tiempo llevaba queriendo escribirle, tan solo para decirle que lo recordaba, que aunque no supiéramos el uno del otro en mucho tiempo, para mí él siempre será una persona especial a quien recuerdo y recordaré con cariño.

¡Vaya casualidad!, justo a un día del cumple de mi niña, justo a un día, 5 años después, del día en que nació ^_^  Ese día, 5 años atrás, ya se había roto la bolsa, ya estaba en contacto con Sonia y con él : )

No tuvimos tiempo de hablar demasiado, pero sí de darnos un abrazo (y 2, y ¡3!), y, para mí, eso fue todo un regalo, así es que sí, mi pequeña eligió su juguete y se llevó su deseado regalo de cumpleaños, y yo, ¡también!

Además lo sentí un regalo para algunos de esos futuros bebés. Una charla de Luis, donde comenta con tanta naturalidad el dormir con el bebé, el darle cariño sin horarios, el amamantarlo… Y… ¡llevarlo en portabebés!. Él con su dulzura presentándome como la “experta en el tema”, mientras lo contaba todo tan bien. Tuve la oportunidad de hablarles un poquito sobre los beneficios de los portabebés ergonómicos y nombrar a la Red Canguro… Me sentí feliz, compartir un momento de su charla, pensar en esas familias que tuvieron la suerte de cruzarse con él, conocer otras opciones de llevar a tu bebé, y darnos ese abrazo, fue un regalo maravilloso para el final de un día agotador.

Pero los preparativos del cumple no terminaban ahí, llevaba una semana sin parar y, al día siguiente, tenía que decorar la tarta entera y… ¡terminar de embalar los alfajorcitos que llevaría el sábado a la Asamblea Anual de la Red Canguro.

¡¡Sí!!, después de desearlo tanto, desde el propio día de su creación, esta vez sí, esta vez podía asistir.

Como sabía que el viernes volveríamos tarde del cumple había hecho los alfajorcitos el día anterior. Además, el día anterior a ese, había diseñado unas tarjetitas con el logo, porque a pesar de que la primera idea había sido llevarlos todos en una cajita, había pensado que mejor los embalaba uno por uno, por si no había tiempo de comerlos, o no estuviera toda la familia, todas pudieran llevarse algunos más para compartir, o amenizar el viaje de vuelta : )

Me hacía tanta ilusión poder ir que quería hacer algo especial, por lo que, a pesar de que aún no soy ninguna experta “alfajorcitera”, y dejo la casa hecha un caos cada vez que los hago, (de verdad, mi cocina parece arrasada por un huracán!) y era una semana repleta de cosas, me animé a prepararlos para una ocasión tan especial.

¡Pero no venía a escribir tanto!, sólo a contaros el porqué de mi ausencia y a pedir un poquito de paciencia para responder correos… Estos días no he tenido tiempo para mucho más y sé que llevo un buen atraso… Si alguno se me traspapela, por favor, insistid, no quiero dejar a nadie sin respuesta.

A ver si pronto puedo contaros sobre el cumple, poneros las recetas que os había prometido y las fotos y vivencias de la Asamblea. Esta semana fue un poco “maratoniana”, tanto que el domingo, después de todos los “eventos”, ¡dormí hasta las 10!, llevaba años sin dormir hasta tan tarde. Fue cansada, sí, pero llena de recompensas ^_^

Espero que hayáis tenido una bonita semana y, sino, que ésta que empieza sea mucho mejor.

Anuncios

8 comentarios to “Una semana sin pausa.”

  1. EcoMadres Says:

    ¡Cómo me gusta leerte así de feliz! Tienes toda la energía y el calor del SOL, querida Marsupina <3.

  2. sandra Says:

    Fuiste a la asamblea!!! genial!!! se que te hacia mucha ilusion, como siempre con tus detalles, eres alucinante!!! quiero ver esa tarta de cumpleaños, que seguro un año mas es sorprendente!! besosssss todos y en especia a Maite deseale un muy muy feliz cumpleaños. Por cierto, que todavia tengo los regalos que les trajo Maren, nos hablamos para quedar, me puedo pasar por Castro un dia vale???

    • solcreciendojuntos Says:

      ¡Sí! ¡al fin pude estar en una Asamblea General de la Red! el primer año eché tanto en falta el poder ir…
      Gracias por los cumplidos a mis tartas ¡no se los merecen! pero reconozco que hace ilusión (emoticono avergonzado!) La tarta fue invención de último momento, en principio estaría dentro de lo que incluía “el menú” en el lugar donde contratamos la fiestita pero a último momento me dijeron que si quería podía llevar una nuestra, así es que ahí me puse, ¡a toda prisa!. En cuanto pueda subo alguna fotito ^_^
      ¡Y sí!, si quieres y puedes pasarte por aquí ¡te espero encantada!, pero como veas, sino tal vez podamos ir nosotros, o quedar en algún sitio intermedio, no sé, como prefieras, ¡lo importante es que podamos vernos!, siempre se me queda corto el tiempo que pasamos juntas…
      ¡Un besote!

  3. Elena Says:

    realmente sí que han tenido suerte esas familias de encontrar a matronas como dices que es Luis. Yo me encontré con este otro mundo de crianza respetuosa pasados 4 meses de mi hijo y me hubiera gustado saber de ésto muchísimo antes, pero nunca es tarde, dicen, si la dicha es buena.
    Y realmente me sigue maravillando y sigo admirando la energía con que realizas todo y la alegría que salpicas, leerte me encanta y me alegra un montón.
    Un besazo Sol

    • solcreciendojuntos Says:

      Hola Elena,
      ¡Muchas gracias por escribir!
      Luis fue uno de los matrones que nos acompañó en el parto en casa de mi segunda niña, ella al final nació en el hospital pero gracias a él y sus compañeros pudimos tener un parto lo más parecido posible a lo que esperábamos. Es un placer escuchar sus charlas, trasmite todo de una forma tan natural, con tanto cariño… ojalá las matronas que escuchan sus clases sigan sus pasos, no necesariamente con partos domiciliarios, pero sí con esa filosofía, consiguiendo que los partos en hospital sean tan bonitos y respetados, como en casa.
      Yo también tardé unos 4 meses en descubrir de pleno la crianza respetuosa… y fue por un mal parto… a veces las cosas no tan buenas llevan a cosas maravillosas. Y al final escomo dices, nunca es tarde si la dicha es buena, gracias a esos primeros meses más duros con ella, la crianza de mi segunda cangurita fue preciosa, la sentí “rodada” desde antes de que naciera, disfrutando doblemente lo que no pudimos disfrutar con la primera esos primeros meses.
      Un beso grandote, me ha gustado mucho leerte.

  4. lunita Says:

    Hola Sol!!!Te queria dejar un besote y un abrazo. estoy sin internet hace un tiempo asi que estoy bastante perdida. Pero en cuanto pueda me leeo con tranquilidad los post y miro bien esas preciosas fotos que sacas. Venis para aca? Ojala que si!!!! Bueno te leo prontito y espero nos podamos ver también. Besos Lunita

    • solcreciendojuntos Says:

      ¡¡Lunita!! ¡Qué lindo leerte!
      Este año no sé si podremos ir… ¡los pasajes están tan caros!… Pero las peques tienen tantas ganas… (¡y yo también!) que todavía no perdemos la ilusión… ojalá salga alguna oferta maravillosa y podamos ir… si es así ¡te aviso y nos vemos!.
      Un beso grandote y gracias por pasarte por aquí, siempre te recuerdo con mucho cariño.
      Más besos para vos y los tuyos.


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: