Vivencias: Conociendo La Cumbrecita, Argentina. En fotos.

Como os había contado en algún post anterior, este mes de Enero tuvimos la suerte de poder viajar a mi tierra natal, disfrutar del calor del verano y, en especial, de la familia, del cariño de los tíos, primos y abuelos.

El viaje merece toda una entrada aparte, y es que, en 28 horas ¡pueden pasar muchas cosas!, pero, en general, el viaje de ida fue muy bueno, sin mayores contratiempos y, lo mejor: lo hicimos los 4 juntos, cosa que me encanta ^_^

Me hubiera gustado ir escribiendo nuestros día a día, mientras estábamos allá, pero el tiempo para conectarme era mínimo, y lo agradezco, realmente disfrutamos muchísimo de estar juntos los 4, con mi madre, mis abuelos, mis primos… Todo el día en la piscina o conociendo algún lugar, ¡me quiero volver!

Eso sí, fotos hice miles, ¡¿cómo no?!, y por supuesto, traigo algunas para compartir aquí : ) Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Desde otros blogs: “El chupete” Por Ileana Medina Hernández.

Hoy una amiga compartió el enlace a este escrito y aquí estoy yo, compartiéndolo en mi blog también, porque, a pesar de que tal vez no sea un “estudio científico riguroso” y pueda haber alguna diferencia de opiniones en alguna estadística… el “gordo” del artículo me parece muy bien planteado y, el tema, muy oído… y muy equivocado…

Durante la lactancia de mis niñas me cansé de escuchar la frase: “te usa la teta como chupete” y, de la misma forma también, me cansé de responder que la frase era al revés… lo que se usa como teta es el chupete… Lee el resto de esta entrada »

Todos los días son días del amor

Ay sí, por más cursi que suene, al menos para mí debería ser así : )

¡Que tengas un dulce día!

Lee el resto de esta entrada »

Portabebés en verano.

El otro día, en la charla que compartí con las Doulas de Rosario, una futura mamá me preguntó por el calor del verano y el uso de portabebés.

Donde vivo, en verano, realmente el calor es muy suave, completamente tolerable, con aire fresco aunque haga mucho sol, pero, en Rosario, al igual que en muchos otros sitios, el calor es importante y, junto con el porcentaje de humedad y/o la falta de brisa, hace que se sienta mucho y que se sude más.

Recuerdo la primera vez que estuve en el verano rosarino con mi pequeña de 3 meses y medio, había venido con un fular de algodón (un Indio) y una bandolera de algodón finita, especialmente pensada para el calor de la ciudad.

Sinceramente el fular se sentía como una manta abrasadora, sólo pude utilizarlo los días frescos o dentro de casa con el aire acondicionado, el resto de días, y en especial para paseos más largos por la calle, nuestra mejor aliada fue la bandolera. Creo que, con bebés pequeños que no pesan demasiado aún, para días agobiantes de calor, una bandolera de algodón, fina, (o un Tonga, en según qué momentos y circunstancias) es la opción ideal.

Pero la principal pregunta que surge es: ¿No pasará más calor el bebé en el portabebés? ¿No es mejor para los días de tanto calor llevarlo en un capazo o cochecito? Lee el resto de esta entrada »