¿Alguna vez dije que adoro el verano?…

¡Sí! ¡Me encanta el verano!

Adoro los días radiantes de Sol, aire tibio, atardeceres de ensueño…

Sé que en algunos lugares el verano puede ser demasiado cálido, pero eso no ocurre aquí, y, días de Sol radiante se agradecen enormemente (al menos eso sentimos mis cachorrillas y yo)

Aquí os dejo algunas fotos de hace un par de semanas, en la costa atlántica, en Portugal, ¡qué belleza de lugar!

Espero que os gusten ^.^

(Si quieres verlas en grande puedes visitar mi álbum “Contraluz, luz en general” en Flickr y pinchar sobre ellas)

¡Feliz verano!

Anuncios

Fotografía: “Diario de viaje” en “La Vuelta al Mundo”

Debo admitir que estoy un poco vaga para venir al blog… pero no es por falta de “excusas”, este verano ha sido tan, tan bueno, ¡que casi no hemos parado en casa!.

Tengo un montón de cosas que quisiera compartir… como la visita de los abuelos, los días enteros en la playa, los paseos, las pequeñas excursiones… Pero el tiempo corre y nunca encuentro el momento, ¡hago tantas fotos! Lee el resto de esta entrada »

Descubriendo Vizcaya: “El Bosque Pintado” (¡con muchas fotos!)

Este sábado tuvimos la suerte de poder compartir un paseo precioso con buenos amigos. Nosotros ya lo conocíamos y queríamos enseñárselos, está un poco alejado de donde vivimos, pero, el paseo por la naturaleza, las formas que dibujan las pinturas, y la buena compañía, siempre son buenas excusas para repetir una excursión ¡todas las veces que hagan falta!

El Bosque de Oma, una de las obras más conocidas del artista vasco Agustín Ibarrola, es una expresión del llamado “land art”, corriente creativa que surge a finales de los años sesenta del siglo XX y que tiene como finalidad trasladar el trabajo artístico a la naturaleza, utilizando el paisaje como marco, soporte y materia prima para el artista (referencia)

La idea es llegar hasta el bosque a pie, subiendo por un camino de piedras rodeado de árboles, pero, como íbamos con amigos con una niña pequeñita (¡y unas cuántas cosas para merendar!) esta vez subimos en coche hasta la misma “entrada al bosque” ^.^

Una vez allí, sólo queda bajar por un caminito de ensueño y disfrutar del bosque en sí junto a la obra del pintor.

Lee el resto de esta entrada »

Descubriendo Vizcaya: Gaztelugatxe, con muchas ¡muchas! fotos.

Gaztelugatxe es un islote de la localidad vizcaína de Bermeo, en el País Vasco. Es uno de los primeros sitios que conocí y desde entonces me parece un lugar casi mágico.

El islote está unido al continente por una especie de puente y, sobre él, hay una ermita dedicada a San Juan. A la tradición de subir y tocar la campana para pedir un deseo o ahuyentar a los malos espíritus se unen otras más.

Lee el resto de esta entrada »

Vivencias: Un paseo por Sonabia.

¡Cuánto hace que no escribo en el blog!.

A veces pienso en cerrarlo… Además de que no tengo casi tiempo para dedicarle, el blog nació especialmente para compartir información sobre portabebés, y también un poco de crianza con apego, parto respetado, lactancia materna…

Mis canguritas ya no van en portabebés y, como suele pasar, una se va distanciando de esos “ambientes” (¡que no de las personas con quienes compartimos tanto!) y claro, venir a escribir cualquier otra cosa, pues, no me parece, no lo veo útil y por tanto prefiero compartirlo con amigos y familiares, por otro lado.

Pero el otro día Lee el resto de esta entrada »

Vivencias: Descubriendo Mendoza. Argentina.

El otro día, después de subir unas fotos de este verano, me acordé que os había prometido poner algunas fotitos de nuestro viaje a Argentina. Ya os había contado sobre “La Cumbrecita“, y hoy, os contaré un poco sobre nuestro viaje a Mendoza ^_^

Mendoza es una provincia situada en la Región de Cuyo, dicen que es la ciudad más limpia de Argentina y, desde que era pequeña que quería conocerla… Lee el resto de esta entrada »

Vivencias: Un paseo por el nacimiento del río Nervión

El río Nervión, la principal arteria de Bilbao, nace en el norte de Álava, entre las hayas de los bosques de la sierra de Gibijo, cerca del puerto de Orduña.

En los meses de lluvias, el Nervión forma un espectacular salto de agua de 270 metros de altura, sin embargo ahora, en los meses de verano, la cascada está seca (o con un fino hilo de agua que apenas se aprecia), pero, aún así, el paisaje es extraordinario y bien merece una visita.

No teníamos mucha idea de las distancias, y, sin darnos cuenta, nos dejamos perder en la magestuosidad de la naturaleza, entre hierba y rocas, sol y niebla… y, entre una cosa y otra, caminamos 7 kilómetros, casi hasta caer la noche. Lee el resto de esta entrada »