Una vuelta al parto natural.

Escrito por Elizabeth Montoya/DLA Táchira
domingo, 09 de mayo de 2010

La evidencia científica demuestra que el parto natural no sólo es más digno para la mujer, sino también el más seguro. Por ese motivo, la Organización Mundial de la Salud recomienda una calidad de atención basada en el protagonismo de la mujer y en su fisiología, y el mínimo grado de medicalización posible

Sentirse vulnerable con las piernas abiertas y los órganos sexuales innecesariamente expuestos, la presencia de observadores que irrumpen en la habitación, las órdenes -a veces no muy corteses- del personal médico sobre lo que se debe o no hacer, los tactos continuos y tantos otros comportamientos invasivos, además de las imágenes repetidas de un insoportable dolor, son algunas de las razones por las cuales las mujeres lo piensan dos veces para “parir normal”. Lee el resto de esta entrada »

Publicado en Noticias, Parto y nacimiento. Comentarios desactivados en Una vuelta al parto natural.

Vivencias: Fin de semana con amigos.

El domingo salió un día precioso, mucho sol ¡y hasta calor!, ideal para pasar el día fuera de casa.

Tenemos la suerte de tener una pareja amiga, dos grandes personas y maravillosos amigos, con hijos de las edades de nuestras niñas que se llevan tan bien como nosotros.

Solían vivir cerca y pasábamos cada día juntos, pero hace un par de años se marcharon a otra ciudad buscando otro tipo de escuela para sus niños. Desde entonces los echamos mucho de menos y, cada vez que podemos, volvemos a reunirnos, las horas se nos pasan volando, los adultos no paramos de hablar mientras los niños no paran de jugar; es realmente genial, ojalá estuviéramos más cerca…

Desde que tuve la rotura del aneurisma no habíamos vuelto a vernos, aunque sí hablado por teléfono. Este domingo, en cuanto nos vimos… ¡qué alegría!, no sé, poder abrazar a tus verdaderos amigos es algo muy especial y pensar que a veces ni caemos en ello. ¡Cómo reconforta un abrazo sincero, lleno de cariño!, ¡cómo los echaba de menos!.

Pero bueno, no venía a escribir nada, sólo quería compartir algunas de las fotos, porque la primavera lo alegra todo y, al menos a mí, me encanta disfrutar de cada flor, cada color, cada juego de mis niñas al aire libre y la naturaleza, y, como ya sabéis, me encanta capturar lo que pueda con mi cámara (a ver si algún día puedo hacer un curso y sacar fotos bonitas de verdad). Lee el resto de esta entrada »

Vivencias: mi hemorragia cerebral

No creo poder escribir todo en un solo post, pero intentaré resumir y a ver hasta dónde llego…

Hace unos días se cumplió un mes y medio desde aquella noche y, al fin, como os contaba en el post anterior (de “vivencias”) he podido dejar la medicación y comenzar, de a poco, a retomar mi vida normal (sin esfuerzos y con controles, pero volviendo a disfrutar del día a día con mi familia)

Pero ¿cómo empezó todo?, pues como empiezan estas cosas, de repente…

El domingo transcurrió tranquilo, como cualquier otro día, preparé la cena, cenamos, vimos alguna serie comiendo palomitas y helado y nos fuimos a dormir. A eso de las 2 de la madrugada me levanté para ir al baño y, al volver a la cama, justo antes de acostarme, empecé a sentir un fuerte dolor de cabeza.

Me levanté inmediatamente a tomarme un paracetamol (nunca tomo nada, pero este dolor de cabeza era tremendo, así no podría dormir), llegué a la cocina, me tomé la pastilla y enseguida supe que aquello era algo más que un simple dolor de cabeza.

Como pude llegué a despertar a Jose y “corrí” dando tumbos hasta el sofá de la sala para no despertar a las niñas. La cabeza me iba a estallar. Lee el resto de esta entrada »

La integración en un espacio escolar nuevo.

Por Hendrik Vaneeckhaute. http://www.laserrada.org

Otro interesante artículo publicado en el Periódico Ciudad de Alcoy.

Ya se acostumbrará  o “enseguida se le pasará” son dos frases que pueden escucharse cuando un niño pequeño se queda llorando en las puertas de una escuela infantil o primaria. ¿Se acostumbrará?

Para leer el artículo completo puedes pinchar AQUÍ (recuerda que está escaneado en pdf y puede tardar unos segundos en abrirse)

Vivencias: Disfrutando del buen tiempo. Algunas fotos.

¡Sí!, al fin, después de casi 2 semanas de lluvias y frío… ¡ha salido el sol!.

Como os comenté en el post de mi cumpleaños, en una de mis últimas respuestas, el día 19 tuve el control con neurocirugía. No pudo decirme mucho, ha pedido una TAC para valorar la evolución de los ventrículos cerebrales (los tenía dilatados) y ha pedido una interconsulta con neurorradiología (los que me intervinieron) para el control angiográfico (que no puedo negar que me “preocupa”… tanto por la intervención en sí, el ingreso, el dejar a las niñas, los riesgos inherentes… como por la espera de sus resultados…), pero…. ¡me ha quitado la medicación! y me ha dicho que puedo empezar, de a poco, a ¡hacer mi vida normal!, aunque de momento sin esfuerzos (fácil con 2 niñas pequeñas, verdad? ;P).

Qué ganas tenía de volver a dar paseos con mi marido y mis niñas, y, como si fuera poco, estos días ¡también con mi madre! (qué ayuda enorme tener a mi madre aquí estos días, ¡terminará agotada! no sé cómo hubiéramos hecho sin ella).

Ayer, al fin, con el buen tiempo y el visto bueno del neurocirujano… ¡nos fuimos a dar un mini paseo!, ¡qué gusto!. Todavía me siento un poco “rara”, las manos aún me tiemblan un poco y de vez en cuando las cefaleas, mareos, e incluso alguna náusea, me recuerdan lo que me ha pasado, pero, salir a tomar aire ¡y con este precioso sol!, sacar fotos y ver corretear a mis niñas, ¡uf!, no puedo explicar la maravillosa medicina que es.

Os dejo algunas fotos de ayer, ¡me encanta la primavera!, ¡ver la vida haciéndose lugar en cualquier rincón! Lee el resto de esta entrada »

Juego libre. Por Tere Gadea Nebot.

Con la hemorragia, la estancia en el hospital y la recuperación en casa se me han ido pasando textos que os podrían interesar, a ver si de a poco vuelvo a ponerme frente al ordenador y os voy acercando algunos de ellos.

Hoy os acerco un texto sobre el juego libre publicado en el periódico Ciudad de Alcoy el pasado 13 de abril, escrito por Tere Gadea Nebot y basado en textos de Yolanda Gonzalez. Iniciativa de La Serrrada.

Pinchando AQUÍ podéis leerlo, como está escaneada en pdf puede que tarde unos segundos en abrirse.

Publicado en Artículos, Crianza y educación, El juego. Comentarios desactivados en Juego libre. Por Tere Gadea Nebot.

Un cumpleaños muy especial.

Esto de haber superado los 30 me tenía algo ¿bajoneada? ¿en crisis?, no sé, pero como comenté en el post de “Dando un giro”, me sentía avanzando demasiado de prisa en la edad adulta, echando de menos cosas de mi carrera, de mis voluntariados, etc… Sintiendo que me volvía ¿vieja?.

Creo que comenté en alguna ocasión con mi marido algo como: “Uff, no quiero cumplir más años”. ¡Me equivocaba! y ¡mucho!, ¡sí quiero cumplir más! todos los que me regale la vida (y espero que muchos) para seguir cuidando de mi familia y disfrutando cada momento juntos.

19 días antes del día de mi cumpleaños sufrí la rotura de una de las aneurismas cerebrales (que no sabía que tenía) y que me provocó lo que ya sabéis: la hemorragia subaracnoidea y la hidrocefalia secundaria, por lo que casi no llego al día de mi cumple y, obviamente, no cumplo más años…

No quiero enrollarme, todavía no aguanto mucho frente al ordenador y sólo quería escribir unas palabras para agradecer el cariño y los detalles que me habéis hecho llegar, que, como aún no estaba demasiado “aquí” no pude agradecer como me gusta, pero quería empezar diciendo esto porque a veces, al pasar de los años y hacernos “mayores”, empezamos a decir cosas como esas, de no querer cumplir más años… Y no, la vida sigue, sigamos nosotros cumpliendo años o no, y, la forma de no cumplirlos… En fin, un año más es todo un regalo, un año más de vida, cada año es un regalo de oro.

¡Y ya!, no os doy más la lata.

El cumple fue muy sencillito, obviamente, no hubo fiesta ni nada, acababa de salir del hospital hacía 4 días y lo único que podía hacer era estar tumbada intentando soportar el dolor de cabeza junto a las ganas de vomitar y tambalearme de la cama al sofá, pero mi madre me hizo una tarta (torta para los argentinos 🙂 ) con el número exacto de velas a soplar, (¡y las sople!, con poca fuerza pero perfectamente, (Sofi me dijo: “¡qué despacio mamá! yo soplo más fuerte!” y, al soplar ella, ¡casi vuelan las velas!), nos reimos y no pude evitar decir algo como: “¡sí!, ¡logré cumplir un año más!”. Lee el resto de esta entrada »